LOS 10 IMPRESCINDIBLES DEL TRADUCTOR AUTÓNOMO


Como cada 30 de septiembre, mañana se celebra el Día Internacional de la Traducción, en conmemoración del fallecimiento del traductor de la Biblia y patrón de los traductores, San Jerónimo de Estridón (sí, el de la foto).

Para celebrar este día, he querido publicar una entrada sobre los traductores autónomos y las herramientas que necesitan diariamente para desempeñar su labor.

La verdad es que para trabajar como traductores necesitamos muy poco. Con un ordenador y una conexión a Internet ya podemos trabajar, pero para hacerlo bien y cómodamente, necesitamos algunas cosas más.

Los 10 imprescindibles del traductor autónomo


1. Ordenador
Puede ser un ordenador de sobremesa o portátil, eso lo dejo a vuestra elección. Yo he probado ambas opciones y prefiero el portátil conectado a una pantalla más grande, porque si algún día tienes que desplazarte para trabajar, por ejemplo, en la biblioteca, en otra ciudad, etc., puedes llevártelo sin problemas. Pablo Muñoz nos habla de este dilema aquí. Lo único que debéis tener en cuenta es que sea potente para trabajar con herramientas TAO sin que nos dé problemas.
¿Windows o Mac? Pues yo he trabajado siempre con Windows y me ha funcionado muy bien. Utilicé Mac durante un año cuando trabajé en plantilla, pero no llegó a emocionarme, así que me quedo con Windows (supongo que será por costumbre). Merche García, de Traducir&Co, nos explica con más detalle las ventajas y desventajas de cada uno en esta entrada y esta

2. Correo profesional
Lo mejor es tener un correo electrónico exclusivo para nuestro trabajo y elegir un nombre que sea sencillo y fácil de pronunciar en cualquier idioma, porque lo vamos a tener que repetir muchas veces y, la mayoría, por teléfono. El mío es un poco cacofónico, me di cuenta después de haberlo elegido: sctraduccion@gmail.com. Al final siempre acabo diciendo: S de Sevilla, C de Cádiz, traducción (“¿con tilde?”, me preguntan algunos), todo junto. Así que meditad muy bien el nombre antes de elegirlo.

3. Diccionarios especializados
Aunque nos podemos documentar perfectamente en Internet, los diccionarios especializados en papel son una herramienta utilísima e indispensable (¡vaya si no me han salvado veces los diccionarios gigantes de la biblioteca!). Muchos también disponen de versión online y se puede obtener una licencia anual que siempre está actualizada, lo cual no es posible con los diccionarios en papel. Uno de los diccionarios que nos ofrece la posibilidad de elegir entre papel, CD-ROM o licencia anual es el Diccionario de la Técnica Industrial Ernst .

4. Software
Si nos dedicamos a la traducción técnica y queremos invertir en productividad, lo mejor es comprar una licencia de un programa TAO como pueda ser MemoQ, SDL Trados, NXT Transit, Across. El programa que elijas dependerá de lo que te suelan pedir tus clientes o de lo cómodos que estéis con cada uno de ellos. Yo, por ejemplo, compré primero MemoQ, porque después de haber probado todos los anteriores, era el que más intuitivo me parecía y el que tenía una interfaz más clara. Después empecé a tener clientes que me pedían trabajar con SDL Trados, así que decidí adquirir la licencia para poder aceptar estos proyectos. Y ahora el que más uso es SDL Trados.

5. Organizadores
Es muy importante tener una buena organización para cumplir con los plazos de entrega, por eso necesitamos organizadores donde apuntar a fuego estas fechas. Al principio utilizaba una agenda en la que podía ver toda la semana, pero después descubrí los calendarios de calendarista y son geniales. Son grandes y claros y en ellos se puede ver el año completo. A mí, al menos, me ayuda a organizarme mejor el hecho de ver claramente cuántos días faltan para la entrega, si tengo muchas entregas el mismo día o si la semana está despejada; también me motiva tener a la vista las vacaciones que me voy a pegar dentro de un mes. Así que los recomiendo totalmente :)
También utilizo un Excel para registrar los encargos que van entrando; cada hoja es un mes diferente. He asignado un código de colores para saber si el proyecto está entregado, cancelado o pagado. Si os interesa, lo puedo colgar para que podáis usarlo también.


6. Perfiles online
Para que los clientes nos encuentren, es necesario tener presencia online. Existen varios portales de traductores y de oferta de servicios en los que nos podemos registrar: Proz, Translatorscafe, Porticolegal, Seoymedia, Traduccion365, Trabeja, Domestiko…
También es útil crear un perfil de Linkedin que tengamos actualizado constantemente, ya que a la vez nos sirve de CV.
Google My Business también nos ofrece un buen posicionamiento SEO para que los clientes nos encuentren rápido. En Trágora nos explican cómo crear una cuenta.

7. CV actualizado y lista de tarifas
Es muy conveniente tener el CV actualizado en todo momento en todos nuestros idiomas de trabajo, ya que, en cualquier momento, una empresa puede contactar con nosotros para solicitarnos nuestro CV y tarifas y gracias a nuestro tío Murphy (el de la ley) seguramente sea cuando estemos a tope de trabajo y no tengamos tiempo para actualizarlo en ese momento.
Leon Hunter nos da algunas pistas sobre cómo redactar un buen CV.

8. Despacho
Este apartado se merece una publicación exclusiva, pero de momento lo comentaré brevemente. Es muy importante sentirse cómodo en el lugar de trabajo, por lo que eso de trabajar espatarrado en la cama o en el sofá mientras se ve la tele no debería ser algo habitual. Debemos tener un espacio dedicado a nuestra actividad, donde nos sintamos a gusto. El despacho debería contar con una mesa, una estantería, una silla ergonómica y luz natural.

9. Impresora multifunción
Para los traductores jurados es imprescindible disponer de una impresora en el despacho tanto para imprimir y como para escanear las traducciones juradas (y de cartuchos de tinta adicionales, porque la ley de Murphy siempre juega en nuestra contra y seguro que vamos a imprimir una jurada para mañana y nos deja a medias). El escáner también es necesario para registrar las facturas de gastos y para escanear los acuerdos de confidencialidad firmados y poder enviarlos.

10. Plantillas de presupuesto y facturas o programa de contabilidad
Cuando un cliente solicita un presupuesto, da mejor impresión cuando le envías un presupuesto detallado con impuestos incluidos, con tus datos de contacto y las condiciones de pago, que una simple cantidad en el cuerpo del correo. Una buena solución para eso es tener siempre a mano una plantilla de presupuestos. Yo uso un Word en el que tengo insertada una tabla de Excel, en la que introduzco la cantidad de palabras y los impuestos pertinentes, y el cómputo se hace automáticamente. Para emitir las facturas utilizo una plantilla de Excel y finalmente exporto a pdf para enviársela al cliente. Esta es la opción más barata y funcional que he utilizado de momento. También existen el software de contabilidad (Gestpoint) o herramientas online de facturación.

Si creéis que se me ha escapado algo indispensable para los traductores, os animo a que escribáis y me lo digáis, que seguramente nos ayudará a todos. Y si creéis que sobra algo de la lista, pues también.

¡Hasta la próxima! 👋😎

Comentarios

Entradas populares de este blog

ERRORES DE TRADUCTOR PRINCIPIANTE

CLIENTES DEL TRADUCTOR AUTÓNOMO

ERGONOMÍA PARA TRADUCTORES